El centro vital "hara"

29.03.2020

Es imperioso, en cualquier arte japonés que se practique ya sea taekwondo, Reiki, judo, etc., la búsqueda del hara (jara). Sin hara se realiza una técnica superficial, sin alma, sin objetivo. Se puede ir un paso más allá cuándo se encuentra o, mejor dicho, cuando estamos acentados en nuestro hara.

El hara es importante en la vida del japonés y estos incentivan a sus alumnos en su búsqueda, por esto las meditaciones zen están integradas en todas las artes, porque es a través de ella y de ninguna otra forma que logramos encontrarlo.

Para los japoneses es el centro vital más importante en el cuerpo humano, es la fuente de la vida y el origen del Ki, y esto está presente de manera muy profunda y arraigada en su cultura.  

El hara se encuentra ubicado a 8 cm debajo del ombligo (3 dedos por debajo) y por dentro, en éste centro se almacena la energía original. Es la energía con la que nacemos, la energía que es la esencial de nuestra vida y nos da el propósito de nuestra existencia (Ki). La energía no sólo es la que recibimos de nuestros padres cuándo somos concebidos, sino y he aquí su importancia, es la conexión energética entre nosotros (Ki) y la fuerza de vida universal (Rei). 

La palabra hara significa la verdadera naturaleza de uno; quien realmente es como ser humano. Por lo tanto, no es solo un centro físico en el cuerpo, sino también el centro de la verdadera naturaleza. En el hara principal es donde se genera, ingresa, transforma y almacena la energía ki original o energía prenatal, y por donde se escapa la energía Ki de la vida al final de los días de una persona.

Hara es nuestro cordón umbilical y el punto de equilibrio de nuestra vida física, mental, emocional y espiritualA un nivel más profundo, La palabra hara significa la verdadera naturaleza de uno; quien realmente es como ser humano. Por lo tanto, no es solo un centro físico en el cuerpo, sino también el centro de la verdadera naturaleza. En el hara principal es donde se genera, ingresa, transforma y almacena la energía ki original o energía prenatal, y por donde se escapa la energía Ki de la vida al final de los días de una persona. 

Trabajar "desde el hara" es la forma correcta de enfocar la energía y la atención en aquello que estás haciendo o trabajando. Actuar desde ahí, se considera relacionado con estados superiores de conciencia o samadhi. 

Hara es muy importante cuando se practica la sanación en nosotros mismos y en los demás. Es la base y sin esto se practica una forma de curación muy superficial ya que el hara es nuestra conexión con nuestro propio centro o verdadera naturaleza y cuando tienes hara, la curación tiene lugar a un nivel mucho más profundo.

Un hara fuerte y bien desarrollado es sinónimo de salud, equilibrio, paz, armonía y el estar presentes en el aquí y ahora.

Trabajar con el hara ayuda a concentrarse, a purificar nuestros pensamientos y a meditar, permitiendo que la verdadera energía salga del interior. Está es la base de las tradicionales técnicas de Reiki Japonés."

Hawayo Takata - Maestra en Reiki